Abandona el juicio en mis manos

Cada vez que notes una punzada de dolor, de malestar, de intranquilidad, estás juzgando algo. Estás emitiendo un juicio sobre la realidad, sobre ti mismo o sobre alguien más.

Estás emitiendo un juicio sobre Dios y su santo Hijo.

Esto no puede traerme tranquilidad, y nunca lo hará.

En última instancia, el juicio siempre es sobre ti. Estás diciendo: “No soy el santo Hijo de Dios, soy un cuerpo, no soy inocente, soy culpable“.

Puedes que no seas consciente de que esto es lo que tratas de hacer cada vez que emites un juicio, pero te aseguro que es así.

Estás negando tu santo Ser y utilizando a esa persona, o situación para justificar el ataque.

Al negar tu santo Ser lo que estás diciendo es: Dios, estás equivocado. Jesús, estás equivocado.

Por esa razón todo ataque es un ataque a Dios, a su Realidad de la que formas parte.

Darte cuenta de esto es un paso importante, pero si te quedas ahí estarás haciendo la mitad del trabajo.

No te quedes a mitad de trabajo. Ahora trae tus juicios ante mí y deja que Yo juzgue la situación por ti.

Únete a mí y deposita tu falsa percepción en mis manos para que yo elimine todo aquello que pueda causarte dolor y lo sustituya por lo que sólo puede aportarte felicidad.

El perdón es tu función. Y el perdón implica que retiras tu proyección, la proyección de tus juicios sobre el mundo, y luego pides ayuda para percibir correctamente.

Este paso es tan necesario como el anterior. Es un paso que tienes que llevar a cabo tú.

Luego Yo tomo el siguiente paso que es sanar tu mente.

Así que cada vez que notes una punzada de dolor, de lamestar, puedes preguntarte: ¿Qué estoy juzgando?

Tómate un tiempo de silencio y luego pide que lo juzgue por ti.

De esta forma dejarás de atacarte, dejarás de seguir utilizando esa situación o a esa persona para mantenerte alejado de tu santo Ser y volverás a la conciencia del Amor.

Haz esto con toda situación sin distinciones.

En el primero paso retiras la proyección y te das cuenta de que estás reaccionando a tus propios juicios. Y en la segunda parte pides que te ayude a juzgar esa situación por ti.

~ J ❤

 

Durante el mes de abril y por inauguración de la Escuela, descuento en el Taller On-Line: 25 días para los Milagros. Una travesía del miedo al amor

Ya estoy subiendo a la ESCUELA la información del TALLER DE LAS RELACIONES así que si estás interesado en hacerlo puedes cumplimentar el formulario de inscripción que aparece en la página del taller.

De momento sólo tenemos habilitado el TALLER DE LOS MILAGROS pero pronto estará también disponible el TALLER DE LAS RELACIONES donde entramos en mayor profundidad en los conceptos y la metafísica de Un Curso de Milagros.

Y en mayo probablemente empezaremos un nuevo TALLER DE LA ABUNDANCIA.

Durante el MES DE ABRIL Y PARA CELEBRAR LA INAUGURACIÓN DE LA ESCUELA DE LOS MILAGROS SIGO MANTENIENDO EL DESCUENTO EN EL PRECIO DEL TALLER DE LOS MILAGROS. Si llevas tiempo pensando si apuntarte o no, ahora puede ser el momento de empezar. 🙂 

Si te animas es muy fácil, cumplimenta con tus datos el formulario que encontrarás al final de este artículo y  estás dentro.

Una vez más, mil GRACIAS a todos los que habéis confiado en mi y en mis talleres. 🙂 ❤

firma3

¡Durante el mes de abril descuento sobre el precio del taller!

 

separador posts

¿Qué te impide ser feliz? ¿Te has preguntado alguna vez con honestidad que es lo que te está impidiendo ser feliz?

Ahora mismo, en este mismo instante, ¿qué crees que necesitarías para ser feliz?

Todos queremos ser felices, queremos ser capaces de enfrentar los desafíos de nuestro día a día con facilidad, descubrir aquello que hace a nuestro corazón cantar, sentir la alegría de tener un propósito y levantarse cada día con la ilusión de un nuevo amanecer.

Queremos vivir conectados, sentirnos acompañados, disfrutar de la vida con una sonrisa.

Ser más espontáneos, cantar y bailar sin preocuparnos de si alguien nos está mirando, reírnos y maravillarnos como en la noche de Reyes.

Queremos abrir nuestro corazón, dejar atrás nuestros miedos y encontrar la paz verdadera sin importar lo que esté ocurriendo a nuestro alrededor. Sentirnos guiados y mostrar la despreocupación de los niños que se saben amados.

Lo que en el fondo estamos anhelando es LA CONEXIÓN CON NUESTRO ESPIRITU, recuperar nuestro “kefi”, nuestra chispa divina, como Georgia en la película de “Mi vida en Ruinas”.

Todos, quien más quien menos hemos hecho intentos para dejar atrás nuestros miedos y volver al amor pero en la mayoría de los casos esos intentos no nos han llevado muy lejos.

Desde mi experiencia lo que nos mantiene alejados de esa chispa es que estamos buscando la solución de manera intelectual. Creemos que leer sobre el espíritu y saber conceptualmente lo que habría que hacer equivale a experimentar esa conexión. ¡Y no es así!

Nos mantenemos con un pie en la realidad del espíritu sin abandonar nuestra vieja forma de pensar basada en el miedo. Queremos experimentar paz pero al mismo tiempo mantenemos pensamientos de conflicto. Queremos ser felices mientras seguimos enganchados a nuestra infelicidad, a nuestra auto compasión.

Es como querer iniciar una nueva relación mientras nos mantenemos comprometidos con otra.

Aquella relación con la que estemos comprometidos será a la que dediquemos más tiempo, y la mayoría hemos estados más comprometidos con el miedo que con el amor.

Si queremos esa nueva relación con nuestro Espíritu tenemos que comprometernos y dedicarle tiempo. Tenemos que cuidarla. Tenemos que convertirla en nuestra prioridad.

Y darnos cuenta de que YA NO QUEREMOS LA RELACIÓN CON EL MIEDO. Y para ello tenemos que dejar de alimentarlo. Tenemos que enfrentarlo, mirarle a la cara y decir: “Basta, no es esto lo que quiero. No voy a seguir alimentando mis miedos, no voy a seguir hablando de ellos, no voy a seguir creyendo a esa voz que tira de mí para abajo. Voy a observar mis pensamientos y las historias que me cuento día a día y voy a renunciar a todo aquello que no sea suprema felicidad. Te voy a abandonar. ¡Ahí te quedas!”

No podemos ser verdaderamente felices sin esta conexión con el Espíritu, sin abandonarnos en Él.

Y para ello necesitamos una práctica diaria.

Del mismo modo que cuando nos enamoramos estamos todo el tiempo pensando en esa persona, enamorarnos del Espíritu requiere que lo mantengamos en nuestra mente. Que volvamos nuestra mirada a Él en busca de consejo, de ánimo, de guía.

El estrés perpetuo y el caos interno que acompañan a una vida alejada del Espíritu provocan innumerables problemas físicos y emocionales, así como accidentes. Es la causa de las depresiones, de las enfermedades, de las adicciones y la sensación de vacío que nos inunda incluso cuando aparentemente tenemos todo en nuestra vida.

Mantenerlos alejados de nuestra verdadera naturaleza que es Espíritu nos mantiene enajenados, solos y aislados aunque estemos rodeados de gente.

Pero, ¡ESTO NO TIENE PORQUE SER ASÍ!

Somos Espíritu, completo e inocente.

Es el momento de soltar nuestras historias. De abandonar nuestra vieja forma de ser. De dejar atrás y renunciar a los pensamientos de conflicto. De ser honestos con nuestro sentir. De darnos cuenta de que no sabemos cómo llevar adelante nuestras vidas y mostrarnos humildes. Dejarnos enseñar.

Si estás leyendo estas líneas es porque dentro de ti ya hay un ANHELO AUTÉNTICO DE PAZ. Si te has dejado guiar hasta este taller es porque TÚ ESPIRITU TE ESTÁ LLAMANDO a volver tu vista hacia Él. A recordar ese susurro que te habla de paz, dicha, comprensión, alegría, confianza, amor.

Te está llamando a RECUPERAR TU PODER. Lo necesitas, y el mundo necesita de ti.

Gracias por acompañarme en esta aventura del Ser.

firma3

EL TALLER: “25 DÍAS PARA LOS MILAGROS”

Ofrezco este taller como una forma de acompañarte en esa travesía del miedo al amor de manera amena, sencilla y práctica. Como una mano amiga que camina a tu lado y te recuerda que todo lo que necesitas ya está dentro de ti.

He querido hacer este taller eminentemente práctico ya que la experiencia de la paz SOLO viene a través de poner en práctica los principios que rigen ese mundo, el mundo del Espíritu.

Es un taller de auto-estudio y de ti depende los resultados que obtengas de él. Se precisa de tu voluntad y tu compromiso diario. Nadie puede llevar a cabo este trabajo por ti.

Los principios que comparto están basados en las enseñanzas de Un Curso de Milagros. NO es necesario que conozcas o hayas estudiado el Curso para poder beneficiarte de las enseñanzas de este taller.

Si lo conoces o lo has estudiado, los conceptos que se utilizan te resultarán conocidos. Si es la primera vez que oyes hablar del Curso o estás empezando su estudio te sugiero que te mantengas con una mentalidad abierta ya que algunos de los términos y conceptos desafiaran aquello que has creído hasta ahora. Si este es tu caso, tómalo como un experimento donde vas a jugar con diferentes ideas durante un mes. Luego ya tendrás tiempo de dejarlo ir si no es para ti. Pero date este tiempo para ver lo que puede enseñarte.

¡No es casualidad que estés aquí! Si el Curso todavía no ha entrado en tu vida, seguro que está en tu camino. ❤

Este taller está compuesto de dos fases:

Este taller está compuesto de dos fases:

  1. La primera fase es de PREPARACIÓN. Son 4 días para prepararnos para esta travesía del miedo al amor.
PASO 1. COMPROMISO
PASO 2. DOS MUNDOS
PASO 3. EL GUÍA DEL MUNDO SENCILLO
PASO 4. EL DICTADOR DEL MUNDO COMPLICADO
  1. La segunda fase es de INMERSIÓN. Son 25 días donde estaremos viajando a través de diferentes conceptos y prácticas que nos ayudarán a recuperar la conexión con nuestro Espíritu.
DÍA 1. LA PAZ INTERIOR
DÍA 2. LOS MILAGROS
DÍA 3. LA FELICIDAD
DÍA 4. EL PERDÓN
DÍA 5. LAS DOS DEFENSAS DEL EGO
DÍA 6. EL MEJOR MANTRA
DÍA 7. EL INSTANTE SANTO
DÍA 8. LA INOCENCIA
DÍA 9. TU VERDADERA IDENTIDAD
DÍA 10. LA SALVACIÓN
DÍA 11. HUMILDAD
DÍA 12. UN ÚNICO OBJETIVO
DÍA 13. UNA NUEVA MIRADA
DÍA 14. UN MUNDO FELIZ
DÍA 15. UNA ÚNICA VOLUNTAD
DÍA 16. CONFIANZA
DÍA 17. ESTAR DISPUESTO
DÍA 18. DECIDE POR MÍ
DÍA 19. HONESTIDAD
DÍA 20. QUIEN CAMINA A MI LADO
DÍA 21. EL SILENCIO
DÍA 22. RENDIRSE AL AMOR
DÍA 23. TU MINISTERIO
DÍA 24. ENSEÑA SÓLO AMOR
DÍA 25. ¡DÉJATE EN PAZ!

Durante estos 29 días (25 + 4) vas a recibir en tu correo electrónico lo siguiente:

  1. Un documento diario con la lección del día. Ese documento incluye una parte de lectura, donde se explica la lección de ese día, y tres partes prácticas a llevar a cabo a lo largo del día. Estas partes prácticas son : un enfoque para tener presente durante todo el día, un ejercicio para afianzar a través de la práctica la lección de ese día y una pequeña oración o meditación para antes de acostarse y de esta manera cerrar el día con el Espíritu en nuestra mente. Algunos días habrá lecturas adicionales del Curso de Milagros pero no hace falta que te compres el libro si no lo tienes (aunque puede que quieras hacerlo), las recibirás conjuntamente con el documento de ese día.
  2. Un audio de unos diez minutos donde ampliaré información sobre el enfoque de ese día, compartiré alguna experiencia y resolveré dudas.

Durante todo el taller yo estaré disponible para las dudas que puedan surgir aunque el objetivo del taller es que empieces a confiar en tu propio maestro interno.

El hecho de que sean 25 días es meramente anecdótico y no tiene ningún significado. La idea surgió al recordar los Calendarios de Adviento de mi infancia donde durante los 25 días de diciembre ibas recibiendo un regalo hasta llegar al día 25 que representa el nacimiento de Jesús.

Esa idea me inspiró para llevar a cabo este taller de “25 días para los Milagros”. 25 días donde vamos a mantenernos comprometidos con el Amor, no importa lo que suceda en nuestra vida.

El precio del taller es de 120€. Durante el mes de Abril y por inauguración de la ESCUELA DE LOS MILAGROS el precio será de 100€.

Si estás preparado para recuperar tú “kefi” y reconectar con tu pacífico, alegre y amoroso Espíritu simplemente decide ahora mismo dejar atrás tu pasado y comprométete con la práctica diaria y consciente que se requiere.

¿Te unes a mí?

ESTO ES LO QUE ALGUNOS PARTICIPANTES OPINAN SOBRE EL TALLER:

“GRACIAAAAASSSSSSS una y cienes de veces por este taller que me encanta y que me hace despertarme por la mañana con todas las ganas de leer la lección a ver qué toca 🙂 GRACIAS por invitarme e invitarnos a acompañarte”

“Buenos días,
disfruto con cada uno de tus audios. Se que cada mañana va a estar esa presencia amiga para ayudarme a dar otro pasito, para ayudarme a soltar y confiar”

“Estoy muy contenta del trabajo del Taller!!! Es una sensación de estar reconectando con muchas cosas que he oído mil veces, que racionalmente las sé, pero ahora las estoy integrando. Por finnn! tengo mucha ilusión cada mañana por levantarme y ver tus lecciones. Te siento muy cerca! Un fuerte abrazo y un millón de gracias por este maravilloso taller”

“Milagros!!! En mi relación en casa con mi compañero, en la relación con mis padres, en muchos momentos en el día a día ( antes hubiese saltado como una hydra o me hubiese preocupado ufff…)nada ha cambiado por fuera; yo he sanado, yo he elegido paz.”

“Me está encantando Iciar. Preciodo de verdad”.

“No quiero ser pesada pero insisto en que has hecho fácil lo dificil. Me encanta como le das al Curso de Milagros tu propio enfoque con las historias y haces que te entendamos. Podrías pensarte en continuar con mas dias, a parte, de estos 25 porque lo haces realmente bien y hay gente que se desespera con el libro, (como yo),, porque le cuesta mucho comprenderlo. De nuevo felicidades”.

“Muchas gracias por el curso y por tu implicación y dedicación a él. Realmente nos transmites tu entusiasmo y confianza”.

“Querida Iciar, sólo darte las gracias por tan maravillo….no sé cómo nombrarlo…Curso…es mucho más que un escrito, trasciende, cala, llega al corazón. Gracias por la transformación”.

“Buenos días Icíar,
La mediación de hoy me ha emocionado: he sentido y comprendido el silencio.
Llevo tiempo meditando, o intentando meditar, y aún no había llegado al estado que he conseguido hoy.
Una vez más MIL GRACIAS!!!!
También quería compartir contigo una cosa que me pasa desde hace unos días y que asocio al trabajo del taller. En diferentes ocasiones, me encuentro sin motivo aparente cantando y bailando. Es como si mi cuerpo cuando escucha música se activara libremente. Me encantaaaaa!
Siento que la quietud del cielo envuelve estos días mi corazón!
No tengo palabras para agradecer lo que estoy viviendo estos días.

Un fuerte abrazo!!!”

PUEDES INSCRIBIRTE EN EL CUESTIONARIO QUE VES A CONTINUACIÓN:

Deja que hoy juzgue todo por ti

“Le ha dado a todo lo que veo todo el significado que tiene para mí”.

Lo que esta lección quiere transmitir es que tú eres el que otorga el significado a todo lo que percibes. De hecho percibir es darle significado a algo que no lo tiene.

Y el significado se lo otorgas en función de aquello que crees ser.

Si crees que eres un cuerpo lo que percibas simplemente será un testigo de esa creencia.

Si crees que eres Espíritu, lo que percibas también dará testimonio de esa creencia.

El mundo siempre ofrece testimonio de lo que en el fondo crees.

Si algo de lo que sucede en el mundo te afecta, esto es así porque crees que el mundo es causa y que tú eres su efecto. Crees que el mundo tiene poder sobre ti. Este pensamiento es tan demente que no puede más que traer como resultado el sufrimiento y el dolor.

Ahora estás a merced del mundo, eres su esclavo y nadie puede sentirse a salvo si la esclavitud es su estado mental.

No eres un esclavo. Dios te creó libre. Tú simplemente decides cómo utilizar esa libertad. Eres libre de sentirte un esclavo, pero también eres libre de quitarte los grilletes y abandonar ese estado mental.

“Nada de lo que veo significa nada”

Nada de lo que veo puede determinar Quien Soy, pues Aquello que Soy está muy lejos de la imagen que pretendo mantener y que no significa nada.

Deja que yo juzgue todo por ti.

Deja que sea Yo el que de significado a todas las cosas.

Deja que todo lo que suceda sirva a un único Propósito, Mí Propósito.

Deja sitio para la Verdad al dejar de darle significado a lo que no lo tiene.

Entonces todo será re-interpretado bajo Mí Mirada. Todo será un canto a alabanza a la Paz. Y un manto de quietud se posará sobre todo aquello en lo que tus ojos se posen, cubriendo con su cálido aliento el mundo.

Deja que hoy sea Yo el que juzgue todo lo que sucede.

Pídeme que te ayude a juzgar correctamente aquello que te preocupe y mi juicio desvelará lo que siempre estuvo ahí, lo que nada puede ocultar pues su luz es tan brillante que su resplandor no te dejará ver nada que no sea la luz.

Permite que las nubes de significado dejen paso hoy a la luz que pretendían ocultar.

Y ese Conocimiento penetrará en tu mente dándole un nuevo significado.

Ábrete hoy a la visión más allá de las nubes.

Deja que hoy juzgue todo por ti.

Deja que el Cielo descienda sobre la tierra llenándolo de luz.

~ J ❤

Todo es lo mismo

Todos los problemas son el mismo problema.

Toda manifestación o síntoma, no importa la forma que esta adopte, son el mismo efecto.

Esto hace de la salvación algo sencillo.

Todo es lo mismo.

Algunos síntomas parecen más amenazadores que otros pero eso es simplemente una distorsión.

Desde un cosquilleo en los pies hasta un dolor de cabeza, todo responde a la misma fuente.

Y si buscas dicha fuente no la encontrarás.

No hace falta que me creas, pero haz el experimento.

¿Donde está ese “yo” al que le suceden cosas?

Si cierras los ojos y te sumerges por debajo de los pensamientos, ¿dónde está ese cuerpo al que veneras y que quieres proteger?

¿Por qué darle más importancia a un síntoma que a otro si todo es lo mismo?

Eso es lo que significa generalizar.

Ningún efecto tiene el poder de  restarte ni un ápice de paz.

Pero si valoras un efecto más que otro eso será lo que creerás, y querrás que desaparezca.

Pero tú sólo deseo de que desaparezca es un indicativo del miedo que le tienes.

Esa es la raíz que tienes que ser arrancada de tu mente.

Como una mala hierba que inunda un campo lleno de flores el miedo se cuela en tu mente echando raíces.

Pero las flores siguen ahí.

Todas las bendiciones que te han sido dadas siguen esperando por ti.

Pero tendrás que arrancar una por una esas malas hierbas para que la belleza del campo florido vuelva a ser lo que siempre fue.

El miedo es el gran impostor.

Te hace ver cosas que no están ahí, trata de confundirte sobre lo que es importante.

No le creas.

Todo es lo mismo.

Desde un bostezo hasta el dolor más profundo.

Todo refleja una realidad aparente que no tiene más consistencia que la de la bruma en un día de tormenta.

Un velo que trata de ocultar la belleza que esconde.

Estás a salvo.

En cualquier instante, no importa las apariencias, puedes traer ese recuerdo a tu memoria.

“Estoy a salvo.

Sostenido por los brazos del Amor.

Acunado por la melodía de la paz.

Descansando tranquilamente en un campo de dicha y felicidad.

En el Cielo soñando con el infierno”.

~ J ❤

Sombras del pasado

“El pasado ya pasó, no me puede afectar”

Que todo siga igual quiere decir que el pasado sigue reinando sobre el presente.

Cada vez que dices “todo sigue igual” estás convocando a los testigos de esa creencia. Y los testigos son todos tus aparentes problemas que se repiten.

Para poder decir que “todo sigue igual” tienes que “irte” al pasado.

Así que lo que estás diciendo es: “el pasado fue real, es real, y te lo voy a demostrar”. Y lo haces proyectando el pasado en el presente.

Cada vez que dices “todo sigue igual” tienes que estar mirando al pasado.

Lo que haces es superponer ese pasado a este instante. Podríamos decir que es como si pintases este instante con el color del pasado. Otra imagen podría ser caminar mirando hacia atrás.

No eres consciente de lo que está presente en este instante porque no lo estás mirando. Y en su lugar estás eligiendo mirar al pasado.

Los testigos de la nueva realidad están aquí mismo, pero no los estás eligiendo. Estás eligiendo las sombras del pasado y diciendo: ves, es real.

Pero el pasado ya pasó, y no te puede afectar.

En este mismo instante puedes estar libre del pasado si dejas de darle valor y de utilizarlo para tus propios intereses.

Deposita la creencia en el pasado en mis manos y camina libre de esa carga inútil.

No sigas arrastrando el pasado.

Déjalo atrás.

Y verás un presente diferente. Incluso aunque el escenario parezca el mismo empezarás a verlo con nuevos ojos. Y la alegría, la paz, la dicha ocuparán el lugar de lo que estás era dolor, tristeza y desánimo.

La tristeza y el desánimo surgen al querer cambiar el pasado, al querer cambiar las situaciones de tu vida, al buscar la paz, la alegría y el amor fuera de ti.

Al confundir causa y efecto. La causa es la mente, y por lo tanto es a ese nivel donde tienes que actuar.

Recuerda simplemente: “El pasado ya pasó, no me puede afectar“.

Y todos tus aparentes problemas son pasado.

Todos tus miedos ilusorios son pasado.

Todos tus viejos conflictos son pasado.

Todos, sin excepción. Ni uno sólo puede permanecer cuando la verdad ocupa el lugar de las ilusiones.

Así que te invito a que enumeres todo eso que “sigue igual” y que de mi mano vayamos descartandolos uno a uno.

Puedes decir por ejemplo:

“El dolor es pasado, y el pasado ya pasó, no me puede afectar”

“La carencia es pasado, y el pasado ya pasó, no me puede afectar”

“_______________(pon aquí cualquier cosa que te preocupe) es pasado, y el pasado ya pasó, no me puede afectar”.

“Mi conflicto con___________ acerca de __________es pasado, y el pasado ya pasó, no me puede afectar”.

Así deja que vayamos juntos descartando una a una todas las preocupaciones de tu mente.

Todos los aparentes problemas son pasado, y el pasado ya pasó, no te puede afectar.

En este instante eres libre de seguir cargando con el pasado o abandonarlo.

Elige abandonarlo.

Elige ser libre.

Nada puede robarte tu paz.

Todo aquello que te preocupa, todos tus aparentes problemas o conflictos son pasado.

Y el pasado ya pasó, no te puede afectar.

~ J ❤

Deja que hoy decida por ti

Recibirás aquello que des.

El costo de dar es recibir.

Así que si en algún momento piensas que en alguna de tus relaciones falta algo, es porque no lo estás dando. Todo lo que falta en tu relación es porque no lo estás dando, y si piensas que si lo estás dando y aún así no sientes que lo estés recibiendo, te estás engañando a ti mismo.

Dar y recibir son simultáneos.

Dar da testimonio de que tienes aquello que ofreces. No puedes por lo tanto dar, y no recibir.

No puedes dar sin experimentar los efectos de aquello que das.

“Todo aquel a quien ofreces curación, te la devuelve. Todo aquel a quien ofreces ataque lo conserva y lo atesora guardándote rencor por ello. El que te guarde rencor o no es irrelevante: tú creerás que lo hace. Es imposible ofrecerle a otro lo que no quieres sin recibir esta sanción. El costo de dar es recibir. Recibirás o bien una sanción que te hará sufrir, o bien la feliz adquisición de un preciado tesoro.”

Y, o bien estás dando amor, o bien lo estás reteniendo.

Cuando lo retienes, sufres.

Así que nunca sufres por lo que otro hace o deja de hacer, sufres porque estás reteniendo amor y por lo tanto te lo estás negando a ti mismo.

¿Qué crees le falta a tu relación?

¿Qué crees le falta a tu vida?

Eso es lo que no estás dando. Eso es lo que estás reteniendo. Eso es lo que al no darlo, te lo estás negando a ti mismo.

El mundo sólo te muestra aquello que has decidido creer, aquello que has decidido valorar y atesorar. El mundo es un espejo, un eco que te devuelve aquello que envías como un bumerán. Aquello que das siempre vuelve a ti.

“La vida es un eco. Lo que envías, regresa. Lo que siembras, cosechas. Lo que das, obtienes. Lo que ves en los demás, existe en ti. Recuerda, la vida es un eco, siempre regresa a ti. “

¿Por que atesorar algo que no deseas? ¿Será porque en el fondo aún lo deseas?

¿Por qué atesorar ataque, conflicto, dolor, sufrimiento? ¿Es esto lo que deseas?

¿Por qué atesorar desconfianza, duda, inseguridad? ¿Es esto lo que deseas?

Pues verás aquello que desees.

Y creerás erróneamente que era real, cuando sólo se trataba del efecto de tu decisión.

Elije de nuevo hermano.

Deja que yo tome las decisiones por ti hoy.

Permíteme ser el juez de todas las situaciones que te inquietan o donde percibes que falta algo.

No te erijas en tu propio juez pues tu juicio todavía no está purificado y no sabrás que elección puede conducirte a la felicidad.

Si me lo permites, yo seré tu guía. Te conozco y se lo que más te conviene.

Juntos abandonaremos la falsa idea de que puede faltarle algo al Hijo de Dios.

Juntos somos invulnerables.

Dame tu mano hoy y deja que te enseñe que la luz, la dicha y la paz moran dentro de ti.

Deja que hoy “decida por ti“.

“Él me guía y conoce el camino que yo no conozco. Más nunca me privará de lo que quiere que yo aprenda. Por eso confío en que me comunicará todo lo que sabe por mí”.

~ J ❤

Acepto la sanación

“Nadie se cura con mensajes contradictorios. Si tu único deseo es curarte, te curarás. Tener un sólo propósito hace que sea posible. Pero si tienes miedo a la curación, entonces no podrá efectuarse a través de ti.” (T-27.V.2-4)

No puedes temer a la curación y al mismo tiempo curarte.

Tu miedo impide que ella se lleve a cabo a través de ti.

Tienes que reconocer el miedo pues de otra forma yo no podré ayudarte.

Yo no puedo librarte del miedo pues hacer eso sería considerarlo real y eso no te ayudaría.

Pero si puedo mostrarte que aquello que temes no tiene causa real y por lo tanto no puede afectarte.

Imagina la siguiente situación.

Imagina que tu hijo tiene pesadillas por la noche y tiene miedo porque ve un monstruo en la pared. Puedes ayudarle precisamente porque tú sabes que ese monstruo no es real, solo una imagen sin consistencia.

Pero para él es muy real.

Si te lo oculta, tú no podrás ayudarle porque para ti no existen los monstruos, así que la única manera de ayudarle será que reconozca su miedo y te lo señale.

Entonces podrás acompañarle y hacerle ver que ahí no hay nada que temer, que sólo se trata de una ilusión, de un engaño. Que los monstruos no existen.

De igual forma tienes que reconocer el miedo para que pueda ayudarte a desenmascararlo.

No puedo librarte de algo que no existe más que en tus pesadillas.

Así que no me pidas que te libre del miedo, antes bien pídeme que te ayude a percibir correctamente.

Y eso es lo que haré.

La raíz de todos tus aparentes problemas es el miedo. Puede que no lo identifiques pero te aseguro que si te tomas el tiempo de dejar que se muestre, lo hará, y entonces podrás entregar esa falsa percepción para que sea corregida.

Toda curación no es más que la liberación del miedo.

Y te curarás cuando tu único desees sea curarte. Cuando no abriges ningún otro deseo contradictorio.

Este trabajo no admite concesiones. La verdad no admite concesiones.

No puedes nadar y guardar la ropa. No puedes mantenerte entre dos aguas. Eso sólo te traerá sufrimiento.

Te tienes que decidir.

En verdad ya te has decidido pero tienes que mantener ese compromiso frente a las insistentes tentaciones ilusorias del ego.

El ego no puede ofrecerte nada que en verdad desees.

Lo que deseas ya se ta ha concedido, y está aguardando tu feliz regreso.

Acéptalo hoy.

“Acepto la sanación. Permito que mi mente sane hoy completamente”.

~ J ❤

Fuiste creado sólo para crear

“Fuiste creado sólo para crear, no para ver ni para fabricar nada.”

Crear es una cualidad del Espíritu.

Creas al igual que tú Padre crea.

Tus creaciones son lo único importante y lo único a lo que debes prestar atención.

Todo lo que no es de Dios es una fabricación y no tiene significado.

La enfermedad es una fabricación, el dolor es una fabricación, el mundo que ves es una fabricación, tu cuerpo y los cuerpos con los que pareces encontrarte son una fabricación. Esa es la razón por la que no significan nada.

Tú los dotas de significado como una forma de darle realidad y vida a lo que no la tiene.

Sólo Dios es Vida y sólo el Hijo de Dios está vivo. Tú eres el Hijo de Dios y por lo tanto estás vivo al ser el Hijo de la Vida. Dios te creó a semejanza de Si Mismo. Tú no te creaste a ti mismo, Dios lo hizo. Gracias a eso mantienes tu santidad e inocencia intactas.

El ser que fabricaste, el ego, no contiene vida y esa es la razón por la que puedes dejarlo de lado, y al no alimentarlo no podrá ejercer ningún efecto sobre ti.

Piensa en un globo. Si tú no soplas dentro del globo este permanece deshinchado. Pero en el momento en el que soplas empieza a hincharse y parece cobrar vida. No te das cuenta de que el globo te necesita a ti para hincharse. Necesita el aire de tu aliento divino. Y si una vez hinchado dejas de sujetarlo, sin ningún esfuerzo, pierde el aire y se deshincha automáticamente porque no es nada.

Tú no necesitas hacer nada para que se deshinche. Simplemente dejar de sujetarlo. Por si mismo no es nada.

Lo mismo sucede con el ego, sin tu aliento no es nada. Te necesita a ti para existir.

¡Mira si eres poderoso! Todo lo que fabricaste está ahí gracias a tu poder, a tu aliento.

No se te hace nada. Tú eres el hacedor de este sueño. Un sueño demente que sostienes pero del que puedes despertar cuando así lo decidas.

¡Tú tienes el poder, no el ego!

No sigas participando de esta mascarada.

Fuiste creado sólo para crear, no para ver ni fabricar nada.

Durante el día de hoy cuando alguna situación surja  que te inquiete recuerda el globo. Recuerda que tu pesadilla parece dolorosa por el aire que le estás insuflando, por la importancia que le das. Date cuenta de que tú mismo has fabricado esa pesadilla. Tú mente la ha fabricado por error. Eres responsable pero no eres culpable. Sigues siendo inocente.

No sigas alimentando un sistema de pensamiento que apoya el conflicto, el miedo, el dolor, la injusticia, la enfermedad, el amor condicionado y la felicidad variable.

Da un paso atrás e imagina que sueltas ese globo que estabas sosteniendo. Ya no quieres seguir haciéndote eso a ti mismo o a cualquiera de tus hermanos. Toma la firme determinación de no seguir insuflando dolor a tu vida. Abandona en este mismo instante el conflicto, renuncia a todo lo que no quieres y quédate sólo con lo que quieres.

Así de simple.

~ J ❤

Puedes escuchar el audio de la entrada aquí:

Ir a descargar

globo

 

 

Cineforum: Sully

sully

Temas: Milagro, Inseguridad, Dudas, Proyección, Miedo, Las leyes del ego y las leyes de Dios, Desenlace feliz.

Chesley “Sully” Sullenberger es un piloto aéreo que en 2009 se convirtió en un héroe cuando, al poco de despegar, su avión se averió y logró realizar un aterrizaje forzoso del aparato en pleno río Hudson, en Nueva York, con 155 pasajeros a bordo. (FILMAFFINITY)

“Todo tendrá un desenlace feliz. L-292”

“Tengo derecho a los milagros. L-77”

“No me gobiernan otras leyes que las de Dios. L-76”

Esta película está basada en hechos reales y el tema central es “el milagro“. Dice el Curso: “El milagro llega silenciosamente a la mente que se detiene por un instante y se sumerge en la quietud“. Un instante (décimas) es todo el tiempo del que dispone el comandante Sully para tomar una decisión que le convertirá en un héroe al amenizar su avión en medio de Nueva York, en el río Hudson, con 155 pasajeros a bordo.

“Tengo derecho a los milagros. Pídelos cada vez que se presente una situación que los requiera. Reconocerás tales situaciones.” L-77

La guía divina nos habla a cada instante, solo necesitamos aquietar la mente y soltar el control confiando en una sabiduría que no es de este mundo. Seguir esa guía implica en ocasiones desafiar “las leyes del mundo” tal y como pasa en esta situación donde Sully desoye las órdenes de la torre de control y toma una decisión aparentemente loca que le lleva a un “desenlace feliz”.

Una de las cualidades de los maestros de Dios es la confianza, desarrollar la confianza en nuestra guía interna es parte fundamental de la travesía del miedo al amor.

Una vez que damos un paso al frente y confiamos en nuestra propia luz, la parte de nuestra mente (mente errónea) que no desea la paz sino el conflicto, contraataca con todo su arsenal. Una vez que todo ha pasado las dudas, miedos e inseguridades brotan en la mente de Sully imaginando “lo que podría haber pasado“. Esas dudas e inseguridades se proyectan sobre el mundo y donde antes era un héroe ahora se cuestiona su proceder y se pone en duda su decisión y valía como piloto. Incluso es llevado a juicio para esclarecer si hubo negligencia o no,y si puso en peligro la vida de los pasajeros y la suya propia.

“La proyección da lugar a la percepción. El mundo que ves se compone de aquello con lo que tú lo dotaste. Nada más. Pero si bien no es nada más, tampoco es menos. Por lo tanto, es importante para ti. Es el testimonio de tu estado mental, la imagen externa de una condición interna. Tal como el hombre piense, así percibirá. No trates, por lo tanto, de cambiar el mundo, sino elige más bien cambiar de mentalidad acerca de él. T-21. Intro”

La raíz de la duda, el miedo y la inseguridad es la culpa inconsciente que siempre busca un culpable, alguien sobre el que descargar la responsabilidad no asumida.

Los “compañeros poderosos” de los que habla el Curso nos ayudan a recordar quienes somos en los momentos en que la mente está nublada con pensamientos de inseguridad y miedo. Son símbolos de nuestra voluntad de sanar y volver a la mente recta, de volver al amor.

Una película que te emocionará y te abrirá al milagro. Prepárate para acompañar a Sully y a los 155 pasajeros en un vuelo que los unirá para siempre en una travesía del miedo al amor.

~Iciar ❤

Elijo el júbilo de Dios

El cuerpo en manos del Espíritu Santo es un vehículo de comunicación pero antes de que pueda utilizarse para este fin la mente tiene que purificarse de todas las ideas y creencias erróneas respecto al cuerpo.

El cuerpo es el testigo fiel del ego, y el dolor y la enfermedad los estandartes que erige para llevar tu atención al cuerpo y olvidarte de que eres mente y tienes elección.

Al olvidar la causa (sistema de pensamiento del miedo), olvidas que tú mismo lo elegiste (el tomador de decisiones en la mente) y por lo tanto no puedes ser víctima de tu propia creación, de tu propio deseo loco de ser lo que no eres (un cuerpo en lugar de Espíritu).

Recuerda que:

“Soy responsable de lo que veo (enfermedad, dolor…) y elijo los sentimientos que experimento (dolor, tristeza,…) y el objetivo a alcanzar (pecado = falta de amor). Y todo lo que parece sucederme yo mismo lo he pedido, y se me concede tal como lo pedí”.

No te engañes por más tiempo pensando que eres impotente ante lo que se te hace. Reconoce únicamente que estabas equi­vocado, y todos los efectos de tus errores desaparecerán.

Cuando te das cuenta de que te estás haciendo esto a ti mismo, al juzgar a otros, criticar, juzgarte y atacarte, al tomar la mano del miedo y dejar que sea él tu maestro, estás en disposición de parar y elegir de nuevo: “No quiero seguir haciendome esto a mi mismo, ni a nadie más”.

El poder está en la mente, y la salvación también lo está.

Así que te unes a mí (Jesús, Espíritu Santo, maestro interno) en un nuevo propósito que es sanar la mente. No se trata de sanar el cuerpo, sino la parte de la mente que se cree un cuerpo, cuerpo que parece enfermar y experimentar dolor (siempre desde la perspectiva del ego). El cuerpo no puede sufrir salvo que la mente así lo determine.

La enfermedad y el dolor son un error, un error que tiene que ser corregido allí donde su causa reside, en la mente de aquel que cree que el Hijo de Dios puede sufrir.

No aceptes el sufrimiento como parte de tu experiencia. El sufrimiento no tiene nada que enseñarte. El amor sí.

Permite que tu mente sea sanada hoy completamente y el error sea subsanado allí donde la Verdad mora, en la mente del Hijo de Dios, tu verdadero Ser.

No tomes el dolor y la enfermedad como tus maestros. Elígeme a mí como tu maestro.

Únete a mi en este instante santo.

Permanece a mi lado.

Toma mi mano y juntos abandonaremos el mundo de sufrimiento, dolor y enfermedad.

El Cielo te está esperando.

Es la hora.

“Elijo el júbilo de Dios en lugar del dolor”. L-190

~ J ❤