Acepto la sanación

“Nadie se cura con mensajes contradictorios. Si tu único deseo es curarte, te curarás. Tener un sólo propósito hace que sea posible. Pero si tienes miedo a la curación, entonces no podrá efectuarse a través de ti.” (T-27.V.2-4)

No puedes temer a la curación y al mismo tiempo curarte.

Tu miedo impide que ella se lleve a cabo a través de ti.

Tienes que reconocer el miedo pues de otra forma yo no podré ayudarte.

Yo no puedo librarte del miedo pues hacer eso sería considerarlo real y eso no te ayudaría.

Pero si puedo mostrarte que aquello que temes no tiene causa real y por lo tanto no puede afectarte.

Imagina la siguiente situación.

Imagina que tu hijo tiene pesadillas por la noche y tiene miedo porque ve un monstruo en la pared. Puedes ayudarle precisamente porque tú sabes que ese monstruo no es real, solo una imagen sin consistencia.

Pero para él es muy real.

Si te lo oculta, tú no podrás ayudarle porque para ti no existen los monstruos, así que la única manera de ayudarle será que reconozca su miedo y te lo señale.

Entonces podrás acompañarle y hacerle ver que ahí no hay nada que temer, que sólo se trata de una ilusión, de un engaño. Que los monstruos no existen.

De igual forma tienes que reconocer el miedo para que pueda ayudarte a desenmascararlo.

No puedo librarte de algo que no existe más que en tus pesadillas.

Así que no me pidas que te libre del miedo, antes bien pídeme que te ayude a percibir correctamente.

Y eso es lo que haré.

La raíz de todos tus aparentes problemas es el miedo. Puede que no lo identifiques pero te aseguro que si te tomas el tiempo de dejar que se muestre, lo hará, y entonces podrás entregar esa falsa percepción para que sea corregida.

Toda curación no es más que la liberación del miedo.

Y te curarás cuando tu único desees sea curarte. Cuando no abriges ningún otro deseo contradictorio.

Este trabajo no admite concesiones. La verdad no admite concesiones.

No puedes nadar y guardar la ropa. No puedes mantenerte entre dos aguas. Eso sólo te traerá sufrimiento.

Te tienes que decidir.

En verdad ya te has decidido pero tienes que mantener ese compromiso frente a las insistentes tentaciones ilusorias del ego.

El ego no puede ofrecerte nada que en verdad desees.

Lo que deseas ya se ta ha concedido, y está aguardando tu feliz regreso.

Acéptalo hoy.

“Acepto la sanación. Permito que mi mente sane hoy completamente”.

~ J ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s