Una nueva estrella

No avanzas ni retrocedes, eso es sólo un juicio. Nunca has estado o estarás más adelantado o más atrasado, eso es sólo un pensamiento.

Lo que Tú eres no avanza ni retrocede, siempre permanece inalterable.

No tienes que empujarte o esforzarte para llegar a Ser aquello que ya Eres. El esfuerzo no es más que el reconocimiento de que expresar tu verdadera naturaleza es difícil. Nada podría ser más erróneo.

Imagínate la rueda de una bicicleta. El centro representa el núcleo de tu Ser. No importa que la rueda esté parada o gire, el centro no se mueve. No avanza, ni retrocede. Se mantiene siempre en el mismo punto.

Cada vez que te crees un pensamiento que no sea de puro gozo es como si te desplazases por el radio de la rueda. Entonces crees erróneamente que eres ese pensamiento y que te has alejado del centro. Lo pierdes de vista. Y al perderlo de vista crees que ya no está ahí y que tienes que salir a buscarlo.

Así que empiezas a hacer planes por tu cuenta y esos planes te llevan a moverte a lo largo del radio, o a saltar a otros radios. A eso le llamas un salto de conciencia. Pero date cuenta de que todos los planes que lleves a cabo desde ese pensamiento alejado de su Fuente no pueden más que mantenerte dando vueltas y más vueltas.

Algunas veces pensarás que estás más cerca del centro y otras veces pensarás que estás más lejos. Pero vuelvo a repetirte, eso es sólo un pensamiento. El centro sigue ahí, sólo tu pensamiento te dice que lo has abandonado y que tienes que volver a él.

No es así.

Nunca has abandonado ese centro, ni en ningún instante este ha dejado de estar presente. Todo era una ilusión. Un juego en el que creíste que podías abandonar tu Hogar y caminar por tu cuenta. Pero si te das cuenta todos los radios parten del centro y están unidos a él.

Nunca pudiste estar separado de la paz, el amor y la dicha, de tu corazón despierto, del centro de tu Ser.

El silencio, la quietud hacen que esa rueda del pensamiento que gira y gira se pare. Y todos esos tentáculos, esos hilos de pensamiento se recojan como redes que habías extendido. El silencio las acoge de nuevo.

En el silencio todo cae hacia ese centro, y la energía que mantenías fuera de ti en ilusiones y planes sin sentido vuelve a su origen.

Entonces esa energía implosión dando lugar al nacimiento de una supernova, una nueva estrella. Una estrella que brillará en el firmamento de un nuevo amanecer.

~ J ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s