Día 15 – Lo que cargo en mi corazón

Tu peor enemigo no es quien te hizo daño.
Eres tú, que replicas mil veces mentalmente ese mismo daño.

~ Pedro Bernal (a través de facebook) ❤

En una sesión grupal la psicóloga en un momento dado levantó un vaso de agua.

Cuando todos esperaban oír la pregunta: “¿Está el vaso medio lleno o medio vacío?”, ella en lugar de esto preguntó:

-¿Cuando pesa este vaso?

Las respuestas de los componentes del grupo variaron entre 200 y 250 gramos.

Pero la psicóloga respondió:

-El peso absoluto no es importante, sino el percibido, porque depende de cuánto tiempo sostengo el vaso: Si lo sostengo durante 1 minuto, no es problema. Si lo sostengo 1 hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará.

El vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado y más difícil de soportar se vuelve.

Después continuó diciendo:

-Las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellas un rato, no pasa nada. Si piensas en ellas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día, acabas sintiéndote paralizado e incapaz de hacer nada.

¡Acuerdate de soltar el vaso!

En el curso del día

¿Quá cargo en mi corazón? ¿Cuales son las historias que me repito una y mil veces? ¿Cuales son mis preocupaciones a lo largo del día? ¿Donde mantengo enfocada mi atención? Como dice la historia de hoy cuando una situación que he vivido la repito en mi mente una y otra vez acabo convirtiendo un dolor en sufrimiento. Un dolor no sentido se transforma en sufrimiento y enquista mi corazón. ¿Cuales son las viejas rencillas que todavía cargo en mi corazón? ¿Qué es lo que todavía no he perdonado? ¿Qué resentimientos todavía no he soltado? Aquello que no nos atrevemos a vivir, no nos deja vivir. Aquello que atesoramos en nuestro corazón se convierte en el motor de nuestro día a día. Si vives con la mirada en el pasado te pierdes la frescura de este momento. De la misma forma si te preocupas por el futuro acabas sintiéndote paralizado e incapaz de hacer nada.

Así que hoy antes de seguir alimentando en mi mente algo que ya ha pasado o añadir algo más a mi pesada carga puedo recordar lo que el Curso me enseña: Podría ver paz en lugar de esto.

Hoy puedes dejar atrás alguno de los resentimientos que todavía mantienes en tu mente y que te impiden ser feliz. Hoy es el día de ¡soltar el vaso!

Depresión: exceso de pasado.

Ansiedad: exceso de futuro.

Vivir en el presente es estar en PAZ.

~ Iciar ❤

Anuncios

Un pensamiento en “Día 15 – Lo que cargo en mi corazón

  1. Pingback: 2º Calendario de Adviento (2015) | Abre Tus Alas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s