Día 4 – Enfócate en la carretera

Un hombre ha estado aprendiendo a conducir y ya está preparado para salir a la carretera principal. Una mañana, va conduciendo por la carretera con su instructor al lado y empieza a llover. El profesor le aconseja que ponga en marcha el limpiaparabrisas, pero, en cuanto este empieza a moverse, el conductor lo sigue con la atención, ahora el coche se balancea de un lado a otro mientras avanza por la carretera. ¡Los demás conductores empiezan a tocar la bocina pensando que el conductor está borracho!

– ¿Podemos desconectar el limpiaparabrisas? Me está distrayendo – pide el alumno.

– Mantén los ojos únicamente en la carretera y no te distraerá (le aconseja el instructor).

– Creo que al menos debería ir por el carril lento – pide el conductor.

– No – dice el instructor con firmeza. Enfócate únicamente en la carretera.

– ¡No puedo! – dice el hombre frustrado. Mis ojos siguen involuntariamente su movimiento. ¿Podríamos desconectarlo?

– No, tienes que aprender a conducir con él en marcha – indica el instructor. Enfócate solo en la carretera.

– ¡Pero es demasiado peligroso! ¡No puedo hacer que el coche vaya recto! – exclama el hombre.

– No. Permanece enfocado únicamente en la carretera, ignora el limpiaparabrisas.

– ¡Pero es demasiado peligroso! ¡Chocaré! – dice el hombre.

Los otros conductores están gritándole y lanzándole improperios: – Sal de la carretera, ¡borracho!

Empieza a llover torrencialmente, y el instructor pone el limpiaparabrisas a la máxima velocidad.

– Simplemente enfócate sólo en la carretera. Relájate.

El conductor, aunque muy ansioso, confía en la voz calmada del instructor. Gradualmente, el coche se va enderezando a medida que el conductor va siendo capaz de mantener la atención en la carretera, a pesar de que el limpiaparabrisas va a toda velocidad. El conductor se relaja; ahora el movimiento del limpiaparabrisas ya no le distrae.

Lo mismo ocurre aquí contigo. Enfócate en la carretera significa permanece enfocado en el observador neutral en lugar de en tus pensamientos, en las condiciones que te rodean o en los problemas aparentes. Permanece como el observador. No sigas el flujo de la mente. Tú no eres este flujo mental. Mantén la atención dentro de la conciencia.

~ Mooji (Antes del Yo Soy) ❤

En el curso del día

Desde que leí este texto la imagen del limpiaparabrisas a máxima velocidad y  esa voz calmada que dice: “enfócate en la carretera” me han acompañado en mi día a día. En los momentos en los que los desafíos de la vida empiezan a agitar mi mundo ese recuerdo, “enfócate en la carretera”, surge como una invitación a llevar de nuevo mi atención hacia el interior, acogiendo las emociones que surjan, observando los pensamientos que se disparan, sin resistirlos ni luchar con ellos pero tampoco permitiendo que ese “limpiaparabrisas” me distraiga de la carretera. Y no solo en los momentos de agitación es bueno volver a enfocar la atención en esa carretera, en ese espacio interno siempre presente que acoge todo lo que sucede sin resistirse a nada ni verse afectado por ello. Pura aceptación, pura presencia, puro amor.

Durante el día de hoy ten presente esta imagen y tómala como un punto de amarre que te ayude a volver a ti. Hazlo durante varias veces al día y verás como llegará un momento en que esa voz calmada te hará llegar la imagen cuando más la necesites.

Anuncios

Un pensamiento en “Día 4 – Enfócate en la carretera

  1. Pingback: 2º Calendario de Adviento (2015) | Abre Tus Alas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s