Observar el Cielo

“Creo que si mirásemos siempre al Cielo, acabaríamos por tener alas.” Gustave Flaubert

Me gusta mirar al Cielo. Disfruto simplemente observando las nubes en su vagar por ese cielo azul por momentos, y gris en otros.

Hoy reflexionaba con mi taza de café sobre ese hábito y pensaba que quizás el cielo me trae el recuerdo de mi infinitud. Es un símbolo de la presencia, de la misma forma que para otras personas lo es el mar.

Algo inmenso, cuyos límites no alcanzamos a ver. Siempre presente. No se ve alterado por nada. Las nubes se posan y él las deja ser. Rayos y trunos no parecen alterarlo. Miles de estrellas lo iluminan cada noche. El sol y la luna se turnan para hacerle compañía. Galaxias que no alcanzo a ver bailan sobre él.

Cuando viajas en avión y te vas elevando, observas que a una cierta altitud no hay nubes y el espacio infinito, de un azul intenso, se abre ante tus ojos. Tampoco hay vientos que perturben tu vuelo. La agitación y las nubes se encuentran más abajo.

Quizás se trate de eso, de elevarse hasta ese lugar donde la agitación del mundo no pueda tocarte. Vivir presente en el mundo, como decía Jesús, pero sin ser del mundo. Con los pies bien arraigados en la tierra, y la cabeza más allá de las nubes.

Observar el Cielo, y recordar…

~Iciar ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s