El baile de las emociones

“Cuando bailo soy una mujer libre. Mejor dicho, soy un espíritu libre, que puede viajar por el universo, mirar el presente, adivinar el futuro, transformarse en energía pura. Y eso me proporciona un inmenso placer, una alegría que está mucho más allá de las experiencias que he vivido y que viviré a lo largo de mi existencia” Paulo Coelho, la bruja de Portobello

Puede que todavía no lo sepas, pero estás apuntado en una academia de baile. En esa academia se enseñan diferentes danzas. Algunas te gustan más que otras. Pero estás ahí para aprenderlas todas.

Te hablo de las emociones.

Hay emociones intensas como el tango, alegres como la samba, tristes como el fado, algunas parecen fáciles de bailar como el vals y otras difíciles como el break dance. Alguna son más rítmicas y melódicas mientras que otras parecen simplemente ruido. Algunas son lentas, otras rápidas. Unas intensas, otras ligeras. Algunas frías y otras más calientes. En algunas hay muchas piruetas, giros, mientras que en otras apenas te mueves, como en el chotis. 😉

En nuestra vida tenemos que aprender cada uno de estos bailes emocionales. Puede que haya alguno que se te resista más o esté más presente en tu vida. En ocasiones parece que la vida está empeñada en que aprendas un baile en particular, puede ser este la tristeza, los celos, la desesperación, el dolor…

De mano parece difícil danzar al son de las emociones pero esto es así porque todavía no has aprendido a escucharlas. Todas tienen ritmo pero hay que abrirse a sentir esa cadencia.

Al principio parecemos torpes, nos cansamos, queremos llevar el control. Creemos que sabemos como se baila pero en el fondo no tenemos ni idea de cómo es dejarse llevar.

Al igual que en una academia de baile tenemos que aprender a sentir y a dejarnos guiar por el profesor que es el que conoce la melodía, el que domina el ritmo.

Dentro de cada uno de nosotros habita un profesor de danza emocional inigualable. No hay baile que se le resista. Conoce todos los estilos y los baila a la perfección. No se cansa ni está deseando que la música se acabe para pasar a otra cosa. Se deleita, disfruta y se abre a cada movimiento como si eso fuese lo único importante en este instante. Y lo es.

Se necesita paciencia, mucha paciencia, y voluntad para aprender a soltar el control y dejarnos fluir al ritmo de la música. Es normal que al principio nos encontramos con resistencias, con miedo, con falta de confianza, con incertidumbre. Así que debemos tratarnos con cariño, nosotros no conocemos la cadencia de las emociones, pero podemos aprender.

Es una escuela obligatoria. No puedes borrarte, ya has pagado las tasas de inscripción. Lo único que puedes hacer es resistirte a la enseñanza y por lo tanto sufrir cada vez que la música empieza a sonar, o dejarte llevar por el sonido y el movimiento de la mano del mejor bailarín que puedas imaginar. Pero tendrás que dejarte llevar, abrirte a la experiencia sin expectativas, con la curiosidad de un niño que ve la vida por primera vez. Abrirte a la belleza que se esconde en cada verso, en cada movimiento, en cada estilo.

Cuando la emoción surge, ya ha empezado la clase. Y va a seguir hasta que termine no importa que tú estés presente o no. Seguirá sonando una y otra vez hasta que decidas prestarle atención. Puedes empezar en este instante o dejarlo para más adelante, pero esta academia es como los “seven eleven”, está abierta las 24h del día los 7 días de la semana. No cierra por vacaciones. 😉

Cuando decidas aprender tu profesor te estará esperando para guiarte a través de los diferentes bailes. Y llegará un momento en que te olvidarás de los pasos, del profesor y de ti mismo, entonces sólo abra ritmo, movimiento, vida.

¿Bailamos?

~J ❤

Anuncios

Un pensamiento en “El baile de las emociones

  1. Pingback: ¿Es posible celebrar la tristeza? | El Código de la Emoción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s