El abrazo de lo inevitable

“El que espera, desespera” 😉

Quizás la desesperación no sea más que la oportunidad de deshacer la acción de esperar: des-espera-acción. De dejar de postergar el encuentro con nosotros mismos, con la vida que se despliega en este instante.

Quizás la desesperación nos invite a pararnos y a mirar con nuevos ojos lo que está sucediendo, lo que se esconde detrás de la búsqueda.

Dejar de esperar. Detener el tiempo y fundirnos con la realidad presente.

¿Qué estás esperando? ¿Quién es el que espera?

La desesperación te arrastra hacia lo inevitable, aquello que has estado intentando evitar por todos los medios a tu alcance.

¿Qué estás evitando? ¿Quién es el que evita?

Tú no eres el que espera, no eres el que evita. Tú no eres el buscador.

Eres lo que buscas, lo inevitable.

Y lo inevitable es este instante. Con todo lo que conlleva de dolor, sufrimiento, tristeza, alegría, rabia, impotencia, deseos, expectativas, frustración, anhelo. Eres lo que permite que todo esto surja. Eres el abrazo amoroso que todo lo incluye. ❤

No te resistas a este instante. Ábrete a la desesperación. Deja que ella se lleve todas tus defensas, todo el control, todo el miedo. Déjate acunar por el abrazo de lo inevitable, y descubre que la vida surge en este instante. Pura vida, puro amor.

“Este instante es el único tiempo que existe” L-308 (*)

~J. ❤

(*) Hace referencia a la lección 308 de Un Curso de Milagros: “Este instante es el único tiempo que existe”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s