El Mundo Sencillo te está llamando

“Tu Espíritu siempre está activo en el Mundo Sencillo. Reside allí y nunca se marcha. Jamás cae en la tentación de salir del Mundo Sencillo, ni del Diseño para la Armonía: nunca. Hasta cuando estás en el Mundo Complicado, tu Espíritu está firmemente establecido en el Mundo Sencillo. Cuando dejas que tu Espíritu lleve el timón, te mantienes en el Mundo Sencillo, y cuando no lo permites, estás en el Mundo Complicado.” El Mundo Sencillo, Julia Rogers Hamrick (*)

Dices que vivir es difícil y para ellos te apoyas en tus experiencias vitales. Yo te digo que no podrías ver dificultad, incluso en tus mismas experiencias actuales, si no creyeses en la dificultad. Es tu creencia en la dificultad la que genera la percepción de dificultad en lo que ves. Y no creerías en ella si no tuviera algún valor para ti…

Valoras la dificultad, y si valorases en la misma medida la sencillez, eso es lo que verías.

Pero valoras la dificultad. ¿Quién valoraría la dificultad pudiendo valorar la sencillez? Sólo alguien que se hubiese confundido a sí mismo. Alguien que se hubiese enseñado que es lo que no es. ¡Y realmente ser lo que no eres tiene que ser difícil! ¡Tiene que suponer un esfuerzo! ¡No puede ser sencillo!

Imagínate un río que fluye libre por su cauce. Sin esfuerzo. Si encuentra una piedra, no se frena, la esquiva y sigue fluyendo. Ahora imagínate que decides cambiar su rumbo, conducirlo en otra dirección, controlarlo. Necesitarás barreras y conductos que lo limiten, que lo dirijan en contra de su naturaleza. Eso supone un esfuerzo, es difícil. Requiere control.

Pero por mucho que intentes controlar el río, está en su naturaleza el volver a su cauce a la menor oportunidad. Lo mismo pasa contigo…

El Mundo Sencillo te llama, es tu recuerdo. No hay nada de dificultad o complicación en el Cielo. No puede ser difícil ser Quien uno Es. Tiene que ser sencillo…

¿Por qué no lo elegirías entonces?

Porque elegir el Mundo Sencillo supone que tendrás que dejar ir todas esas barreras que mantienes y controlan el caudal de amor que permites. Si esas barreras desapareciesen, el Amor que eres te inundaría. Solo habría Amor. Pero tienes miedo del Amor. Piensas que es más seguro controlarlo y darlo a quien tú quieras. Quieres controlar al amor, y no dejarte llevar por él. Decidir por donde tiene que ir. Quien lo merece y quien no.

Es el momento de dejar ir esas barreras y empezar a valorar la sencillez del Ser.

El Mundo Sencillo te está llamando.

“Elijo vivir en el Mundo Sencillo, donde todo es fácil y los milagros suceden.”

~J. ❤

(*) Libro “El Mundo Sencillo” de Julia Rogers Hamrick. ¡Uno de mis favoritos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s