Mi Voluntad

“Decidir ser feliz supone que sostendrás la constancia de tu decisión. Y ¿cómo se hace eso? Cada vez que no te sientas completamente dichoso, puedes recordarte a ti mismo que ya pediste la felicidad y que esta es constante y así retornas a tu estado de felicidad. De manera que tu constancia en recordar que ya la pediste, que solo se pide una vez, y que la felicidad es constante, te hace valorar tu propia constancia al respecto. Rosa María Wynn, El aprendiz impecable

Todo lo que deseo es que seas feliz. Eso es también lo que tú deseas. Tu voluntad y la mía coinciden. Pero tu voluntad flaquea, no se mantiene firme todo el tiempo. Cambia según las circunstancias. La mía siempre se mantiene constante, no duda, no flaquea. Tu voluntad es como una hoja al viento. La mía es como una caña de bambú, flexible y sólida al mismo tiempo. No se despista.

Mi voluntad es que seas feliz y cuando la tuya flaquee acuérdate de que puedes usar la mía. Mi voluntad es la tuya aunque todavía no lo sepas.

No hay más Voluntad que la de Dios y esa es que seas feliz. No un poco feliz, inmensamente feliz. ¿Quién no querría compartir su Voluntad hoy?

“No hay más voluntad que la de Dios. Hoy busco Su Paz.”

~J. ❤

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s