El perdón me libera

¿Quién puede nacer de nuevo en Cristo sino aquel que ha perdonado a todos los que ve, o en los que piensa o se imagina? ¿Quién que mantenga a otro prisionero puede ser liberado? Un carcelero no puede ser libre, pues se encuentra atado al que tiene preso. Tiene que asegurarse de que no escape, y así, pasa su tiempo vigilándolo. Y los barrotes que mantienen cautivo al preso se convierten en el mundo en el que su carcelero vive allí con él. Sin embargo, de la liberación del preso depende que el camino de la libertad quede despejado para los dos.

Por lo tanto, no mantengas a nadie prisionero. Libera, en vez de aprisionar, pues de esa manera tú quedas libre. Los pasos a seguir son sencillos. Cada vez que sientas una punzada de cólera, reconoce que sostienes una espada sobre tu cabeza. Y esta te atravesará o no, dependiendo de si eliges estar condenado o ser libre. Así pues, todo aquel que aparentemente te tienta a sentir ira representa tu salvador de la prisión de la muerte. Por lo tanto, debes estarle agradecido en lugar de querer infligirle dolor. L-p1.192.8-9 (*)

Cierra los ojos y permite que alguien que te irrite, alguien a quien necesites perdonar venga a tu mente. Trae a tu mente todo lo que piensas de esa persona, cuál es la historia que mantienes sobre ella, lo que crees que debería de hacer o de dejar de hacer. Se honesto contigo. Imagina que cada uno de esos pensamientos es un barrote de la cárcel donde lo mantienes prisionero. Tú eres el guardián, el carcelero, y en tu mano está la llave que abre esa prisión. Lo mantienes encerrado porque lo consideras culpable y responsable de lo que estás sintiendo.  Al considerarlo culpable, crees que se merece el castigo de estar encerrado. Para seguir manteniéndolo en prisión tienes que mantener la causa de su culpabilidad, que es lo que estás sintiendo y pensando, tú historia sobre él. Luego para que él siga prisionero tú tienes que seguir sintiendo lo que estás sintiendo. Te lo vuelvo a repetir, al considerar que la prueba de su culpabilidad es lo que estás sintiendo, tienes que seguir sintiéndolo para mantener esa culpabilidad que justifica el que esté en prisión. Si dejases de sentir lo que estás sintiendo, que crees es la razón para mantenerlo encerrado, la prueba de su culpabilidad, él quedaría libre y no se haría “justicia”. 😉

Así que para hacer “justicia”, te tienes que castigar a ti mismo manteniendo tu dolor, sufrimiento, y de esta forma su cautiverio. Y también el tuyo…

Para que él siga siendo culpable tienes que seguir sosteniendo tu sufrimiento, tu dolor, tus juicios (la espada). Si quieres soltarlos y estar en paz, tienes que liberar al cautivo también. O los dos estáis cautivos, o los dos sois libres.

Tú decides, ¿paz (soltar el dolor, el sufrimiento) o tener razón (seguir manteniendo tu historia)? Tú decisión está ahí, en cuanto realmente deseas ser libre. En cuanto valoras la paz en lugar del dolor y del sufrimiento emocional. Esto es lo único que se te pide, que elijas el perdón para liberarte. El resto ya no depende de ti.

“Tu función es estar dispuesto a perdonar, estar dispuesto a elegir paz en lugar de lo que estás eligiendo en este momento que siempre es una forma de tener razón: es decir validar tus propios juicios sobre ti, el mundo y los demás. Por lo tanto, estar dispuesto a perdonar es estar dispuesto a entregarme tus juicios para que los re-interprete y los utilice con el propósito de la Unidad.” 

~J ❤

(*) Lección 192 de Un Curso de Milagros, “Tengo una función que Dios quiere que desempeñe”

Anuncios

3 pensamientos en “El perdón me libera

  1. Pingback: De la guerra a la paz | El Código de la Emoción

  2. Pingback: De la guerra a la paz

  3. Pingback: Día 18: El perdón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s