Florece

Si observas la naturaleza en primavera verás que todo es exuberancia, todo color y aromas. Un poco antes todo parecía muerto, sin vida, sin hojas, y de repente en un instante un pequeño brote empieza a asomar incluso en el terreno más seco. Y ese pequeño brote, no más grande que un grano de mostaza, anuncia que se aproxima la floración.

Tú eres como ese pequeño brote preparado para florecer. No detengas tu floración por más tiempo. Ábrete al sol y comparte tu belleza con el resto del jardín. Ya estás preparada.

Puede que el tiempo se torne más sombrío por momentos, pero si vuelves a fijarte en la naturaleza verás que ni los vientos más fuertes, ni la lluvia, el granizo o la nieve pueden evitar aquello que es inevitable. Y tu florecer es inevitable. 🙂

Nada podrá detener tu floración. Has nacido para alegrar, dar color y recordar que la primavera ya está aquí.

“Sé que mi floración es inevitable. Sé que ni los vientos más feroces, la nieve o la tormenta podrán evitar que yo cumpla mi propósito. Sé que mi destino es florecer y lo acepto.”

~J. ❤

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s